1996 fue un muy buen año para el metal



Otros artículosArtículos relacionados

Repasamos 10 obras maestras que pasaron a la historia y que marcaron un antes y un después en los grupos que las crearon.

Los 90, especialmente después de la segunda mitad, fueron un periodo de tiempo que contó con mucha producción musical en el metal, en la que aportaron las bandas emergentes europeas, que para la época formaban filas en disqueras como Music For Nations, Relapse, Nuclear Blast, Century Media y Candlelight Records, entre otras.

Muchas de ellas habían iniciado su carrera a principios de los 90, razón por la cual en 1996 ya tenían una audiencia consolidada, un nombre conocido y lo mejor, estaban listos para poner esa piedra angular que cambiaría sus carreras para siempre (no en todos los casos).

Muchos de los álbumes que incluimos en este listado fueron pieza fundamental en el camino de los grupos, pues definieron sus  carreras y encausaron el sonido que hoy los ha hecho reconocidos a lo largo del mundo.

Si no los conocen, o quieren conocer más acerca del metal independiente de los 90, es el momento ideal para adquirir verdaderas obras de arte que deben estar en sus colecciones personales.

Iniciamos así el listado con:

moonspell-irreligiousMoonspell – “Irreligious” (Century Media)

Canción insignia: “Full Moon Madness”. Portugal seguía siendo un lugar lejano para muchos, con poca tradición en el Metal. Hasta que apareció Moonspell, como uno de los grandes abanderados del Metal Gótico en el sentido estricto de esa categorización. La voz de Fernando Ribeiro marcó una tendencia para el sonido gótico, al que se le suman sin duda las letras, compuestas por él mismo, inspiradas no solo en seres mitológicos como los licántropos y los vampiros, también encontró su inspiración en la filosofía de pensadores como Nietzche y escritores como José Luís Peixoto y Pessoa.

 

therion - theliTherion – “Theli” (Nuclear Blast)

Canción insignia: “To Mega Therion”. Esa década mostró muchas fusiones y nuevos géneros. Sin duda, el que más impactó fue el metal sinfónico de Therion, al mando de Christopher Johnsson. En discos anteriores ya lo venía experimentando, pero fue con “Theli” el disco con el Therion se dio a conocer mundialmente.

«Theli» cuenta con 10 canciones, y está inspirado en las obras de ópera de los siglos XV al XVIII, en las que se iniciaba con un Preludio, se continuaba con un Interludio y se finalizaba con el Postludio o Gran Final.

 

amorphis-elegyAmorphis – “Elegy” (Relapse / Nuclear Blast)

Canción Insignia: “The Orphan”. Con “Elegy”, Amorphis (grupo finlandés), se convirtió en una de las agrupaciones de la nueva ola del prog metal (o metal progresivo), incorporando elementos de otros géneros musicales como el rock clásico, la música clásica y el folk (e incluso un poco de electrónica).

“Elegy” es para muchos el disco que marcó el sonido de Amorphis, llevándolos a crear obras maestras y conceptuales como Tuonela y Am Universum, infaltables en cualquier colección.

En “Elegy” Amorphis mezcló dos tipos de voces e involucró a un nuevo vocalista, teniendo en este disco, el primero en el que el grupo usó voces limpias en las estructuras sonoras de cada canción.

hypocrisy-abductedHypocrisy – “Abducted” (Nuclear Blast)

Canción insignia “Rosewell 47”. En 1992 Hypocrisy era una agrupación de Death Metal, que empezaba a hacerse nombre con un disco como “Pentralia”, -hoy una pieza de culto-. Sin embargo, en 1996 publicó este disco con una tendencia melódica muy marcada en su propuesta de Death Metal, con una temática poco explorada en el género como lo son los avistamientos extraterrestres y abducciones, todo bajo el eje del popular caso de Rosewell en Nuevo México, en donde aparentemente chocó una nave extraterrestre.

Hypocrisy, agrupación sueca, siguió con este eje temático en el disco siguiente llamado “The Final Chapter”. Para muchos, la “precuela” de estas temáticas estaría dada en el disco “The Fourth Dimension”, de 1994.

in-flames-the-jester-raceIn Flames – “The Jester Race” (Nuclear Blast)

Canción insignia “Graveland”. Junto con Dark Tranquility y At The Gates, In Flames hizo parte de la corriente musical conocida como Gothemburg Sound o Death Melodic Metal. In Flames fue la agrupación que lograría más reconocimiento en la escena mundial, hoy muy alejada de ese sonido maravilloso que los hizo conocidos.

Sin embargo, en 1996, In Flames publicó “The Jestar Race”, un disco en el que el sonido melódico predomina y en el que se estrenó el vocalista Anders Fridên. También contó con Björn Gelotte en la batería (hoy es el guitarrista).

samael-passageSamael – “Passage” (Century Media)

Canción insignia “Rain”. De ser una banda de Black Metal, Samael pasó a convertirse en una agrupación de Metal Industrial / Gótico. Aunque la transición a este género se dio en el EP “Rebellion”, fue con “Passage” donde se hizo más evidente el cambio musical, al punto que las baterías del disco son programadas en su totalidad.

Con “Passage” también hay un cambio en las letras, centrándose esta vez en un viaje interior y en la trascendencia inmaterial en términos del espacio más no religiosos o metafísicos. Este disco es más experimental. Ejemplo de ellos son temas como “Angel’s Decay”, “Jupiterian Vibe” y sin duda, la hermosa balada “Moonskin”.

anathema-eternityAnathema – “Eternity” (Peaceville / Music For Nations)

Canción Insignia “Angelica”. Originarios de Liverpool, Anathema es una de las agrupaciones que ha tenido una de las evoluciones más marcadas en el Metal. De un Doom Metal muy oscuro y crudo, pasó a ser una banda catalogada como Prog Rock. El cambio empezó con el disco “Silent Enigma”, sin embargo se hizo evidente en “Eternity”, un disco experimental y atmosférico en el que las influencias de grupos como Pink Floyd son marcadas.

En este disco desaparecen la voz gutural y el doble bombo, y aunque las guitarras siguen teniendo riffs de cortes del Metal, aparecen acordes más melódicos. En el disco se incluye el cover de la canción “Hope”, original de Roy Harper, quien además es invitado para este performance.

opeth-morningriseOpeth – “Morningrise” (Candlelight)

Canción insignia “Black Rose Immortal”. Es el segundo disco de este grupo sueco, hoy en día uno de los mejores y más importantes exponentes del Metal Progresivo. El disco, con una duración de 64 minutos, tiene solo cinco canciones, lo que muestra el nivel de complejidad en las composiciones del grupo liderado por Michael Akerfeldt.

De un inicio de Death Metal crudo, Opeth empezó a fusionar su música con elementos propios del Rock Progresivo (particularmente los elementos que se nutren del jazz y la música clásica). La punta de lanza en ese camino fue este disco que cuenta con una calificación de 4.0/5.0 en All Music Guide y de 10 / 10 en The Metal Observer.

cradle-of-filth-dusk-and-her-embraceCradle Of Filth – “Dusk And Her Embrace” (Music For Nations)

Canción insignia “Funeral In Carpathia”. Polémico como pocos, este grupo ha generado amores y odios. Inició como una propuesta muy fresca dentro del Black Metal con tres entregas brillantes, (una de ellas este disco), de una excelente producción y con una propuesta visual y conceptual muy interesante.

Cradle Of Filth muestra un manejo vocal realmente notable en “Dusk And Her Embrace” (con la incorporación voces femeninas) en donde los sonidos propios del Black Metal se fusionan con melodías muy bien armadas. Un disco excelente de principio a fin en el que, además, se dio a conocer el baterista Nicholas Barker (Dimmu Borgir, Atrocity, Brujería).

katatonia-brave-murder-dayKatatonia – “Brave Murder Day” (Avantgarde Music)

Canción insignia – “Rainroom”. En 1996 Katatonia le apostó a la repetición de riffs oscuros y rápidos como una propuesta novedosa dentro del Doom Metal. El disco contó con la colaboración de Mikael Akerfeldt (Opeth), para las voces guturales.

“Brave Murder Day” se convirtió en un disco de culto por este sonido novedoso para la época. Su nombre nace de juntar los nombres de las tres primeras canciones, aunque no es un disco conceptual. Este trabajo es considerado el inicio del sonido que caracteriza a Katatonia hoy en día.

Bonus tracks

Este listado no puede estar completo sin “Roots”, de Sepultura (Roadrunner Records), un disco que necesita un artículo aparte. “Roots” mostró de una manera inteligente una fusión con los sonidos latinos y brasileros, propios de una evolución orgánica de Sepultura que se mostró tímidamente desde “Arise”, pero que se manifestó con fuerza en “Chaos AD”. Ver de lo que hubiese sido capaz ese Sepultura de “Roots” ha sido imposible luego de la separación de uno de los ejes fundamentales del grupo, Max Cavalera, y después su hermano Igor.

No puede faltar tampoco “The Politics Of Ecstasy” del grupo de Seattle Nevermore (Century Media). Este segundo disco mostró el camino hacia el Metal técnico y progresivo que tomaría la banda en sus siguientes producciones. Al mando de Warrel Dane, este disco se inspira en el libro del mismo nombre, escrito por Timothy Leary, doctor en filosofía y sicólogo que investigaba acerca del uso de drogas sicodélicas.

Julián López Cortés
@Eljuli_Lopez