Bogotá, una Capital de Conciertos



Otros artículosArtículos relacionados

En un proceso de más de 20 años, la capital colombiana se convirtió en uno de los principales destinos de conciertos en la región*.

Por: Valeria Murcia y Sebastián García Barreto

En cierta época de nuestra historia, Colombia era uno de esos destinos que pocos artistas se atrevían a visitar. Las noticias acerca de nuestro país, que llegaban a los oídos del mundo entero, hacían que las ilusiones de los jóvenes que soñaban con ver en un escenario colombiano a grandes leyendas de la música, se mermaban poco a poco.

Corría el año 1988 y el primer acercamiento que tuvo Colombia hacia un fenómeno tan importante como lo fue el rock en español, fue precisamente el Concierto de Conciertos o el Concierto “Bogotá en Armonía”, promovido por la emisora Súper Estéreo 88.9 y apoyado por la Alcaldía de Andrés Pastrana.

Este evento, que fue el primer concierto estilo festival en llevarse a cabo en el Estadio El Campín, tuvo como invitados a grandes artistas como Los Prisioneros, Miguel Mateos, Los Toreros Muertos, Timbiriche y Franco De Vita.

Después de eso se abriría el camino para que Bogotá recibiera visitas de grandes artistas como Guns N’ Roses y Gloria Estefan en 1992, pero todavía había mucho camino que recorrer para considerar a esos conciertos como parte de una industria consolidada en nuestro país.

Radiografía de las más recientes visitas musicales a nuestro país

La historia moderna de los conciertos en Colombia se empezó a construir con la visita de Metallica en 1999 y después con el icónico Roger Waters, líder de la agrupación inglesa Pink Floyd. Su visita el 9 de marzo de 2007 marcó un hito importante en la historia musical de nuestro país, pues cerca de 20 mil personas se reunieron en el Parque Simón Bolívar a corear canciones como “Wish You Were Here” y “Another Brick in The Wall”.

En ese mismo año un grupo de muchachos ya empezaba a “cranearse” la manera para hacer de Colombia un destino mucho más visible en el mapa de las giras de artistas insignia de la industria musical. Pero hablaremos de eso un poco más adelante…

Mientras tanto, íconos del Rock en español como Soda Stereo volvieron a los escenarios colombianos después de 11 años desde su último concierto en El Campín, donde se presentaron junto al guitarrista mexicano Carlos Santana en 1996.

Conciertos en Bogotá – Línea de tiempo

linea-del-tiempo-conciertos

Después de eso, grandes artistas como Kiss, Muse, Iron Maiden, Depeche Mode y Metallica (otra vez), pisaron los escenarios nacionales y para el 2011 hubo un cambio que revolucionaría la industria: la Ley de Espectáculos 1493/11, que redujo la carga tributaria para los artistas extranjeros que se quisieran presentar en Colombia. Esto no sólo fue mucho más atractivo para los artistas, sino que permitió la consolidación de una industria más fuerte a nivel institucional en el país.

Según cifras de la Subdirección de Rifas, Juegos y Espectáculos en 1989 sólo hubo un concierto en la capital, un dato que contrasta con los grandes eventos de los cuales Bogotá ha sido el escenario principal este año: agrupaciones como Maroon 5 y Coldplay vinieron por segunda vez al país en menos de 10 años y los legendarios  Rolling Stones tras 52 años de carrera hicieron vibrar el Estadio El Campín.

En 2016 en septiembre Aerosmith pasará por la capital como parte de la gira “Rock N’ Roll Rumble”, que marca su despedida de los escenarios; y se confirmaron más shows, como el de Slipknot, el de Disclosure y el festival Hermoso Ruido.

Pero sin duda una de las mayores contribuciones a la apertura de este mercado musical en Colombia la hicieron los festivales, esas dosis de música que se prologan por días y les brindan a los asistentes la posibilidad de disfrutar la música de varios artistas en un mismo escenario. Rock al Parque, el papá de los festivales en nuestro país, sigue pisando fuerte como un eje fundamental para la escena de ese género (y otros que están íntimamente relacionados), tanto en Colombia como en toda Suramérica. Por otro lado, el Festival Estéreo Picnic, que debutó en el 2010, ha sido un ejemplo de cómo las iniciativas locales y privadas pueden llegar a darle la talla a festivales con larga trayectoria como Lollapalooza y Coachella.

Hablemos de Rock Al Parque

Este festival constituye la apuesta más grande que Bogotá le ha hecho a la música como un motor cultural. Desde que se creó en 1995 se convirtió en el evento gratuito más grande de Colombia (e incluso la región), y la cuna de grandes agrupaciones.

Evolución de un ícono de la industria musical en Colombia

infografia-logos-rap

Las bandas de rock nacionales sueñan con tocar en Rock al Parque y este evento ha visto crecer a muchas de ellas. Todos los años el Instituto Distrital de las Artes (IDARTES) se encarga de seleccionar a los mejores músicos para brillar en tarima.

Dentro del festival está la Rueda de negocios,  un espacio para el intercambio y la promoción musical entre agrupaciones y agentes comercial, que busca impulsar nuevos artistas. Además están las  clínicas musicales, una idea diseñada para que los  invitados nacionales e internacionales den clases a los talentos locales con el fin de perfeccionar sus técnicas.

Desde todo punto de vista, Rock al Parque ha sido una propuesta que revolucionó la industria de la música a nivel nacional, el reconocimiento internacional que ha alcanzado y su capacidad de convocatoria, hace que artistas de todos los países deseen presentarse en el festival.

¿Cuántos rockeros han vivido Rock al Parque?

La asistencia a Rock al Parque ha crecido en sus más de 20 años de historia y ha logrado mantenerse entre los 260 mil y 400 mil asistentes por año desde el 2006. Los años en los que más se ha registrado asistencia a Rock al Parque fue el 2004, con artistas como Molotov, Julieta Venegas, Café Tacvba y Babasónicos, y el 2014, con presentaciones destacadas de Anthrax, Aterciopelados, Cultura Profética y Exodus.

Rock de impacto internacional

Analizando los datos que han dejado las primeras 21 ediciones, la  de asistencia de público y el cartel de bandas extranjeras que han asistido en cada edición son directamente proporcionales en casi todos los casos. Es decir, cuando hay más oferta de invitados internacionales, los asistentes al evento se multiplican.

Por el escenario de Rock al Parque han pasado  grandes bandas del rock como Sum 41, Apocalyptica, Overkill, Destruction, Manu Chao y Biohazard. Además de aclamados artistas latinoamericanos como Andrés Calamaro, Café Tacvba, Jaguares, Fito Páez y Charly García.

Hace un par de décadas no era usual ver agrupaciones extranjeras tocando en Bogotá, y mucho menos de manera gratuita; gracias a Rock al Parque esto se ha vuelto una costumbre de cada año y una oportunidad única para los amantes del rock, punk y el metal. En su última edición vinieron 30 invitados extranjeros, 28 más que cuando se creó el festival.

Estereo Picnic: El “Lollapalooza Criollo”

Si de algo se preocuparon los visionarios muchachos que hacen parte del equipo de T310 y Absent Papa, quienes en sus inicios compitieron entre ellos por hacer las mejores fiestas, fue de crear un ambiente festivalero que Bogotá no conocía del todo. Sí, Rock al Parque había marcado una pauta importante hacia una logística e infraestructura necesaria para el desarrollo de festivales, pero Colombia no había tenido algo remotamente cercano a festivales como Glastonburry o Lollapalooza.

Así fue como seis jóvenes empresarios, apadrinados por el locutor Julio Correal, se dieron la tarea de construir un festival de música pop, alternativa y urbana que lograra generar un ambiente al cual llamarían “Un Mundo Distinto” posteriormente. El Festival Estéreo Picnic, que arrancó en 2010, ha sido la apuesta por crear atmósferas donde la música convive con las buenas experiencias, la moda y espacios sacados de los sueños.

En seis años el Estéreo Picnic ha podido traer a artistas tan grandes como Red Hot Chili Peppers, Nine Inch Nails, Phoenix, Kings of Leon, Mumford & Sons, Florence & The Machine, Noel Gallagher (ex integrante de Oasis) y Jack U, por nombrar unos pocos. Pero también ha sido el abanderado de la promoción de muchos artistas emergentes en nuestro país como Los Petit Fellas, Bomba Estéreo, Monsieur Periné y Oh’laVille.

El crecimiento de un gigante

Es difícil de creer, pero la boletería del Festival Estéreo Picnic creció en un 573% del año 2012 al 2013. En ese año los headliners fueron The Killers, New Order y Café Tacvba, orientando el festival hacia un público mucho más abierto de lo que había sido en sus primeros tres años de historia. Así lo comentó Gabriel García, director de Marketing de T310:

“Realmente fue la búsqueda de la supervivencia del mismo Estéreo Picnic la que lo hizo crecer tanto, porque en los primeros tres años el festival dejó pérdidas cada vez más grandes y definitivamente nos dimos cuenta de que debíamos cambiar de nicho. La producción estaba siendo muy costosa y no era viable. Por eso decidimos hacer un festival que convocara 20.000 personas para bajar el precio de las boletas”, afirmó García.

Entonces no sólo cambió el enfoque del festival, sino la manera de llevarlo a cabo. El Estéreo Picnic empezó a abrir varios escenarios para que la audiencia tuviera la posibilidad de escoger a sus artistas favoritos, lo cual también ayudó a que el Estéreo Picnic tuviera una cuota mucho más amplia de artistas.

Para el 2015 se abrieron tres tarimas y el número de artistas ascendió a 60 e incluyó propuetsas de toda clase de géneros y gustos. En ese año la audiencia pudo disfrutar de presentaciones como la del rockero Jack White, los líderes del dancehall Major Lazer y Calvin Harris, catalogado como el DJ mejor pago del mundo.

 

*Trabajo presentado como examen final de la materia Periodismo y Visualización de Datos de la Universidad de La Sabana.