Buckethead: El extraño guitarrista de más de 300 álbumes



Otros artículosArtículos relacionados

Uno de los mayores mitos en la música es aquel guitarrista que acompañó a los Guns n´ Roses durante la grabación y gira del disco Chinese Democracy.

Al hablar de los guitarristas de GnR siempre se tiene en cuenta a Slash, pero jamás aquel extraño sujeto que lo reemplazó durante cuatro años, Brian Patrick Carroll. Su particular apariencia la cual siempre tenía un balde de pollo en la cabeza con un sticker que decía “Funeral” y una máscara. Para muchos era el mismo Slash con un disfraz, pero sin lugar a dudas The Buckethead es uno de los guitarristas más talentosos de la historia.

Su estilo shred es la máxima expresión de virtuosismo, representa el gran talento y complejidad a la hora de interpretar alguna canción. A su extraña personificación se le sumaba un extraño baile robótico durante la puesta en escena.

Su paso por Guns N´ Roses fue muy rápido, además de verse afectado por un momento complicado para la banda, pero, para muchos fue el único digno reemplazo de Slash. En 2008 se lanzó el disco Chinese Democracy, donde The Buckethead tenía participación en la mayoría de las canciones del disco.

Su carrera ha sido, tal vez, una de las de mayor producción musical, debido que hasta la fecha lleva más de 300 álbumes en solitario. Durante el 2015 lanzó más de 100 álbumes como solista -durante el mes de octubre lanzó 31 discos en 31 días-, haciendo alusión a su gran fanatismo por la película de terror Halloween; mientras veía dicha cinta en su adolescencia se inspiró en la máscara.

Su información personal es casi un misterio y existen diferentes creencias al respecto. Muchos dicen que tuvo una niñez complicada en una granja; a esto se debe su afición por las gallinas y al pollo frito.

Para muchos, es uno de los guitarristas más talentosos de la historia, pero, también ha sido descrito como una de las personas más complicadas para trabajar. Axl Rose, describió su comportamiento dentro de la banda como inconsciente y con poco compromiso. Ozzy Osbourne le ofreció que tocara en su banda, pero con la condición que dejara su personificación; sin embargo, The Bucket se negó, a lo cual Ozzy lo describe como un impresionante guitarrista pero con una actitud detestable.

Ha sido valorado como el Frank Zappa moderno por virtuosismo musical, Dave Mustaine lo describió como mejor guitarrista que él y Slash combinados. El misterio de The Buckethead lo ha llevado, tal vez, a ser el guitarrista más subvalorado del rock.

Su talento es admirado por un público underground y es así como a él le gusta vivir, alejado de los focos y siendo un personaje casi de culto, tanto así, que regala figuras de acción de él mismo durante sus conciertos.

The Buckethead, seguirá haciendo música desde la oscuridad, con su personificación tan fantasiosa seguirá atrayendo a seguidores de culto; a pesar de que en 2017 en el podcast Coming alive confesó que había sido diagnosticado con una patología cardiaca casi mortal.

Por: Diego Alejandro Pardo