Callate Mark: Se viene la nueva sangre del rock argentino



Otros artículosArtículos relacionados

Hablamos con Florián Fernández Capelo y Laucha Rico, integrantes de esta agrupación que no supera los 19 años de edad en promedio y ya tienen un disco a cuestas, una gira internacional y varios festivales en Argentina.


¿Por qué eligen como nombre, el título de una canción de Sumo?

Florían: Sumo es una influencia bastante grande, si bien no es la principal, es de las más importantes, porque hacemos una música que en Argentina aún no se ha hecho tanto y Sumo fue un pionero de ese estilo.

También nos gustó como sonaba. Un día escuchando un disco de Sumo en casa decidimos ponerle así al grupo, es un pequeño homenaje.

¿Y cuál es ese género que mencionan, que en la Argentina no se hace tanto?

Laucha: Concretamente es el New Wave. Es un género que se dio en los 80 muy fuerte en Inglaterra. Y acá también llegó, pero en menor medida. Sumo es el referente máximo del género en Argentina, y uno de los primeros.

¿Y teniendo en cuenta esto, cómo ha sido la recepción del público a ese género?

Florían: Es buena. También es relativo porque acá la gente no lo entiende tanto, muchos piensan que somos un grupo de Rock & Roll o incluso de pop. Es un género que es muy subjetivo para la gente y cada quien hace su interpretación.

Nosotros no nos preocupamos mucho por eso. Vemos que se recibe bien. En México lo entienden más y tuvimos una Buena recepción allí.

Son un grupo nuevo. Nacen un contexto de industria muy distinto al que antes. ¿Cómo se manejan con los nuevos canales y cómo con lo tradicional como lo es grabar discos?

Laucha: Tratamos de balancear bastante tanto lo digital como lo tradicional. Pensamos que el equilibrio en las dos cosas es importante, porque tenés que llegar a algunos sitios con el disco físico. Y si te negás a las redes sociales te perdés la posibilidad de llegar a muchos lugares.

Florián: Si no aprovechamos esas ventajas digitales es como quedar completamente anulados. Con lo digital podemos llegar rápidamente a cualquier lugar.

¿Hay un plan concreto de internacionalizarse?

Laucha: Tratamos de hacerlo a la par, acá y a fuera, porque a veces pasa que suenas en el país y no se trasciende. Es difícil encontrar una banda que solo quiera sonar en un solo lugar, por eso tratamos de llevar nuestra escalada local al mismo nivel de América Latina e incluso Estados Unidos y Europa.

Florían: Está bueno que se dé el intercambio entre países. Me parece que América Latina fue una potencia musical muy importante y allí se generó un público que está esperando nuevamente a los grupos de cada país.

¿Ya tienen shows internacionales este año?

Florián: Sí, estaremos en Chile, Estados Unidos y esperamos poder bajar a México. Le apuntamos poder ir a Perú o Colombia a alguno de los festivales que están muy buenos.

Y para ese público latino que no está tan familiarizado con el sonido, ¿cómo describirían la propuesta de Callate Mark?

Florián: Tenemos influencias de los 80 y también de bandas modernas y sonidos más actuales. A eso le sumamos nuestra impronta de shows energéticos y muy arriba, así que a cualquier latino le va a gustar.

¿Cuáles son los planes del nuevo disco?

Laucha: Lo sacaremos este año, y tendremos una gira.

¿A qué le canta Callate Mark?

Laucha: Es muy espontánea nuestra inspiración, puede que haya algunos mensajes comunes pero en realidad le cantamos a los que nos pasa. No manejamos un concepto o algo como muy enfocado.

Florían: La banda de por sí es un concepto. Vernos en vivo ya te transmite un mensaje puntual y cada quien lo puede interpretar.

Tienen en promedio 19 años y ya tienen un nombre importante y además ya están compartiendo escenario con sus “héroes” de infancia ¿Cómo lo manejan?

Florián: ¡No lo manejamos! (Risas)

Laucha: En el Quilmes 2013 tocaba Blur y es una de las bandas que más nos influencia, y la verdad no nos manejamos muy bien (risas)

Florián: Pero es muy loco verte en un Line Up compartiendo nombres como Arcade Fire o Calle 13. Verte ahí ubicado es impresionante. Es lo que nos gusta y es inspirador poder ver cómo con un disco podés llegar tan lejos.

Han tenido una carrera corta que va en ascenso. ¿Qué diferencias hay entre la banda hoy y cuando empezaron?

Laucha: ¡Todo!

Florían: Pensá que tenemos 19 años, grabamos el disco a los 18 así que empezamos a tocar a los 15. No éramos una buena banda. Teníamos muchas ganas y ya sabíamos que queríamos tocar pero éramos muy chicos. Hoy ya tenemos una identidad marcada y sabemos para dónde vamos.

Julián López Cortés