El contra ataque de Vader

by / julio 29, 2020 Reseñas No Comments
Vader estrena "Solitud in Madness"

Otros artículosArtículos relacionados

El grupo polaco presenta una potente descarga de death metal con “Solitud in Madness”

Hablar de Vader es remontarse a la historia de un grupo fundado en 1983 por Piotr Wiwczarek y que a la fecha cuenta con 14 discos (incluidos dos demos). Vader a vendido más de 500.000 discos desde el año 2003.

En 2020, y sin ningún miedo a la pandemia, el grupo presenta “Solitud in Madness”, un disco corto que no llega a la media hora de sonido, pero que cuenta con 11 temas muy rápidos, potentes dentro de su sonido característico.

Los grupos de metal en su camino de consolidación terminan optando dos caminos; por un lado, mantener ese sonido, cuidando las mezclas y producción. O por el otro, buscar fusiones, experimentos y tratar de innovar. En ese segundo caso, la mayoría de las veces eso no funciona muy bien.

Así que escuchar la décimo cuarta placa de Vader no defraudará a sus seguidores asiduos. Death metal puro y crudo, rápido, pesado y técnico; adjetivos que solo los verdaderos amantes del Death entenderán. Caos y melodía a unos 450 kilómetros por hora, ¡en bajada y sin frenos!

“Solitud in Madness”, explota desde el primer momento al abrir con «Shock and Awe». Vader ha sido durante mucho tiempo un maestro del corto y agudo estallido de intensidad mortal, pero realmente han clavado esa fórmula en este disco al destacarse en el género más que nunca.

Vader - Solitud In Madness

Solitud in Madness

«Into Oblivion», «Final Declaratiom», «Stigma of divinity»: todos son perversamente cortos y devastadores, están hechos en torno a la marca de dos minutos y aún así rebosantes de riffs asesinos y ganchos retorcidos. Precisión de conjunto que llega a nuestros oídos en medio de la pandemia. Una vez más, el baterista James Stewart es el poder detrás del trono del fundador y líder Piotr Wiwczarek.

En verdad, no hay mucho más que decir sobre un álbum que mata tan duro e implacablemente como «Solitude in Madness». Vader ha sido tan consistente a lo largo de los años sin decir que este disco sea “más de lo mismo”; una fuente confiable de buena música.

Oír este disco exige atención, destruye todo lo que está a la vista y luego se desvanece.