El «Re Born» de Ship



Otros artículosArtículos relacionados

Ese hermoso sonido sofisticado y perfecto ha vuelto.

Es de lejos una de las mejores cinco bandas colombianas de todos los tiempos y andan en la carretera de nuevo gracias a que dos de sus fundadores, el multi-instrumentista y cantante Jorge Barco y el bajista Nacho Pilonieta, han decidido volver con su magia de la mano de tres músicos de nivel Diego Torres en la batería, Raúl Rojas en la guitarra y Nahum Pérez en el teclado.

Rock Progresivo que hizo historia en los ochenta y que seguro encantará a quien los escuche (recomendados sus toques) De la mano de Jorge Barco (ex Mr. Merlin, Crash, Kyrie Eleison, Shepherd, Grandma James) compartimos esta entrevista que le dio a MTres.co en su estudio de ensayo justo antes de volver a los escenarios.

MTres.co. -En esa época había muy buenas  bandas, realmente los que éramos fans pensábamos que se estaba gestando un movimiento importante, ¿cómo sucedió todo?

J.B– “Reamente las bandas que había eran muy buenas, pero eran las únicas. No existía esa proliferación de bandas que  tenemos  hoy en dia, muy  buenas en general. Recuerde que el rock & roll se había prácticamente acabado en Colombia. Como a mediados de los 70, muchos de los músicos de las bandas de ese entonces, terminaron tocando jazz en los bares.

Algún tiempo  después, en el 77, Augusto Martelo, unos de los pioneros del rock en Colombia  y yo, formamos  Crash, justamente  para revivir su esencia y para volver a tener conciertos, porque en ese entonces  ya no se organizaban. Por otro lado, en Medellín estaba  Victor García con su banda Nash que se formó un poco después  y en Cali, Kronos, activos aún.  Este era básicamente el movimiento, las bandas importantes del momento.

Era difícil, nos movíamos con alguna frecuencia y lógicamente  contra viento y marea porque era complicado, No había apoyo, no había infraestructura, no había equipos como hoy en día. Pero se logró mantener el rock en una etapa en la cual Colombia funcionaba a otro ritmo, lo de moda era la música disco básicamente”

MTres.co– Y entonces hicieron ese clásico ya mítico que es “Born”

J.B– “Y nació a raíz de un experimento pues se construyó en Colombia uno de los mejores estudios a nivel arquitectónico del mundo y trajeron para ello a un gran productor Eddie Kramer, de fama por su trabajo con Led Zeppelin, Kiss, Jimmy Hendrix, etcétera. Fue Kramer quien les pidió que se armara  una  banda para hacer las pruebas del estudio. Así fue como nació  Ship.  Lógicamente  me contactaron a  mí, yo llamé a unos músicos de estudio y se armó el grupo, pero con tal química realmente que dijimos bueno sigamos este proyecto adelante para ver qué podemos hacer.

Entonces  se grabó el álbum con los mejores estándares de calidad posibles, inclusive parte del álbum se hizo fuera del país para lograr todavía más calidad y claro, cantando en inglés, un rock plenamente británico, por decirlo así. La sorpresa  fue bastante  grande para los medios y especialmente en la radio de aquellos tiempos  y el apoyo fue absoluto por  todos aquellos disc jockeys  y programadores de esas emisoras, tanto que el disco gozó de cierta reputación al liderar el top ten con un par de canciones, pues tuvimos dos número uno en todo el país y otras dos metidas en los listados. Por eso se recuerda mucho “Cali Girls”, en particular en Cali lógicamente (risas) y también “Night in the Neighborhood y también pegamos una canción que era un cover de los Hollies llamada “Look Through Any Window”, irónicamente  una emisora  de la época, 88.9, pegó una canción anticomercial  llamada “Always  in Time”, que tenía diez minutos de rock progresivo. Muchas buenas sorpresas”

MTres.co – ¿Pero no fueron fáciles esos tres años antes dela desbandada y que sucedió con su vida después?

J.B– “Después de tres años de estar luchando contra la corriente para ofrecerle al público un buen espectáculo, de tratar de llevar la banda a un nivel internacional, el costo no recuperado de la inversión  del disco, “Born”, que salió de nuestro bolsillo y un constante luchar para mantener esto al aire, pues llegó un momento en que yo, básicamente, me quemé, porque eso de andar de manager, de rock manager, de productor, de músico y encima de todo yo volaba como piloto de aerolíneas para sostenerme  y sostener esa aventura y llego un momento en que saqué la mano a nivel de salud y hasta allí llego la cosa. Además tuvimos unos  problemas con uno de los miembros y tocó ponerle punto final al asunto y entonces yo, que hasta entonces vivía parte del tiempo aquí  y parte en Estados Unidos, para cumplir con los compromisos de la banda, decidí trasladarme definitivamente a USA.

Fue un cambio sorprendente porque empezó una época en la que hubo mucha composición, mucha  creatividad e influencia de diferentes corrientes y mucho viaje a Nueva York a lidiar con las empresas discográficas de allá. Pero eso no llegó a trascender como banda. Luego viví varios conatos de estar en bandas interesantes en Estados Unidos, con músicos de muy alto calibre como con Don Brewer de Grand Funnk Railroad. En algún momento estuvimos conversando para armar una banda  bastante potente. Fíjese que de esos Jam Sessions estamos desenterrando esa música con la banda actual”.

ship-nueva-generacion

MTres.co – Lo cual nos lleva a la versión actual de Ship NG (Nueva Generación),  pero antes de decirnos ¿cómo se dio? Por favor cuéntenos algo sobre Shepherd y Grandma James.

J.B– “Bueno después de mucho andar en los 90 estuve trabajando en el ambiente cristiano musical y en la primera década de este siglo tuve un par de grupos que fueron Shepherd, con el  cual estuve de gira por España y Estados Unidos promocionando un álbum. La otra banda ya en España se llamó Grandma James con una cantante muy buena, pero en  fin después me vine para  Colombia.

Ya en casa me comenzaron a contactar músicos de la nueva generación que admiraban  el trabajo que había hecho en los 80 y que, decían, había sido un trabajo ejemplar y de considerable calidad. Entonces un buen día apareció Diego Torres, que es un baterista a quien admiro mucho, y me dijo  esto  hay que rescatarlo, hay que hacer algo y yo le dije  yo le dije que lo malo es que ahora no tengo ni la salud, ni los medios económicos para sostener un proyecto de este calibre y me dijo no se preocupe que yo le consigo los músicos y vamos para adelante.  Y así fue como contactó a Raúl Rojas, un gran guitarrista y luego a través de Raúl un tecladista llamado Nahum Pérez. Por supuesto contactamos a Nacho, el  bajista  original de Ship y se armó de nuevo la banda. Hay mucha química, hay mucha creatividad y pues hemos desempolvado música  a través  de ese túnel del tiempo recordando los 80, 90 y la primera década del 2000.  Estamos haciendo un repertorio que incluye  canciones del disco “Born” pero también temas inéditos de esa época de proliferación  compositora mía que ya conté”

MTres.co– Entonces encontró muy cambiado el panorama musical al volver.

J.B– “Bueno me he quedado anonadado sinceramente desde que llegue a Colombia hace un par de años y es por la cantidad de talento que hay en este país.  Unos músicos, unos bateristas, unos  bajistas, unos  guitarristas, cantantes, lo que quieras encuentras, cuando en esa época con Ship y anterior a eso encontrar un bateristas era poco menos que un milagro, de hecho nosotros  importamos  talento tanto para la  grabación como para  alguna actividad de filmación  y concierto y o sea no había gente con estas calidades en esos tiempos. Todo ha cambiado mucho. Inclusive a nivel  didáctico-educativo las universidades que hay hoy en día no tienen nada que envidiarle  a universidades del extranjero, con todos los métodos, con todos los equipos,  con toda la ciencia. Es impresionante la calidad  de músicos que hay en la actualidad en Colombia”

MTres.co– Pero ustedes eran más recursivos

J.B– “Hay una cosa  que es muy interesante, actualmente hay una gran tecnología que lógicamente  está disponible a la creatividad y composición musical que te da una gama de posibilidades grande. Para nosotros en esa época todo esto era mucho más limitado, el nivel tecnológico tan poco desarrollado y tan lejano nos hacía músicos mucho más recursivos, inclusive el mismo sonido análogo, es un sonido que da más calidez que da  como más profundidad, inclusive con toda la tecnología que hay digital que tenemos hoy todavía no se logra esa calidez. Creo que cada momento tiene sus cualidades. Por ejemplo en esos tiempos para editar una canción la consideración estaba casi fuera de toda posibilidad, porque tú para acortar o alargar  una canción  tenías que echarle tijera a la cinta  magnetofónica y así no había posibilidad real de calidad, cuando hoy en día  con un clic del computador  ya lo haces en dos segundos  de una manera perfecta.

MTres.co– Algunos ejemplos de músicos o bandas que le llamen la atención

J.B– “Me gusta mucho  Bomba Stereo  porque han logrado una fusión muy interesante con los ritmos colombianos, una fusión que para mí tiene credibilidad.

Pedrina y Río porque son un grupo progresivo en toda su exponencial potencia y ha creado un estilo bastante original que se destaca del montón fácil.

También tengo que mencionar a Kraken, al gran Elkin Ramírez,  porque  definitivamente  ha logrado una cosa poco menos que imposible en Colombia que es longevidad y el reconocimiento  internacional  que tiene como cantante. Es verdaderamente  heroico sostener una banda de metal  por tantos años en este país y con tan buena calidad.

Y definitivamente Cuatro, una banda  que  descubrí recientemente  a través de Radiónica, en su apoyo hacia los grupos  nacionales  y me ha encantado,  me parece asombroso, sobre todo, la interpretación del cuatro, un grupo que me encanta definitivamente, compararía sus discos.

MTres.co– Gracias por compartir con nosotros y como dice Carlos Iván Medina “la mejor fortuna” en esta nueva etapa

J.B– “Pues de  todo corazón un gran saludo a los lectores y a todo el personal de MTres  por el apoyo que nos  brindan para llevar esta música adelante y pues en un futuro cercano, espero  tenerlos  muy cerca para poderlos entretener con nuestra canciones y compartir unos buenos momentos. Gracias””

Mauricio Tamayo Tamayo