Indios, el sonido rosarino en el corazón de Buenos Aires

by / abril 28, 2015 Entrevistas No Comments


Otros artículosArtículos relacionados

Nico de Sanctis y Joaquín Vitola conversaron con Mtres en Buenos Aires.

Siempre pensaré, porque estoy convencido, que Buenos Aires es una ciudad mágica porque allí pasa de todo.

Esto visto desde el punto de vista del rock es fácilmente dimensionable, porque hay bares, medios, discográficas y principalmente bandas. No son pocas las agrupaciones que día a día y cada fin de semana ofrecen shows en la capital argentina.

Indios es una de ellas. Esta agrupación de rock se formó en Rosario (Provincia de Santa Fe, a unas cuatro horas al norte de la Capital Federal).

Conversamos con ellos en Buenos Aires, en las oficinas de la disquera PopArt Discos.

¿Cuál es el origen del nombre del grupo?
La verdad no hay un hecho puntual. Sí está inspirado en una canción de una banda de Argentina que se llama Intoxicados, en una de sus letras dice algo así como que “somos indios latinos con guitarra eléctrica”. Siempre nos gustó esa frase y nos inspiramos en ese tema.
También nos gusta el imaginario que envuelve la palabra “indios”, relacionada con ese sentido de libertad, el poder ritual y que tiene que ver con algo primitivo y natural que nosotros concebimos en la música. De hecho, así son los recitales.

¿Cuáles son las influencias de la banda?
Y, hay de todo. Desde la música y el cine, hasta la calle y las relaciones entre nosotros. Gente nueva que va a apareciendo.

Desde el punto de vista musical notamos que pertenecemos a una tradición de cantautores y bandas argentinas que empiezan en los 60 con Los Gatos, una banda también rosarina, y que va hasta Soda Stereo o Virus.

Y también bandas de ahora, sentimos que somos parte de esa escena nueva y de bandas nuevas que están surgiendo. Esas bandas también nos influencian y nos gustan mucho.

A veces algún sonido o una forma de usar un pedal nos inspiran, pero desde las letras queremos ser originales.

¿Y, algún sonido tribal, teniendo en cuenta el nombre del grupo?
No. Eso hace parte del juego, cuando escuchas el nombre del grupo esperas una cosa, pero nuestro sonido tiene mucho que ver con la ciudad y la distorsión. Nos gusta que el nombre no sea tan obvio.

Lo ritual y la ceremonialidad están en lo que significa ver una banda en vivo.

No hace mucho Adrian Dárgelos (Babasónicos), dijo que ustedes eran “lo nuevo”, del rock nacional. ¿Cómo lo tomaron?
Lo vimos como algo lindo la verdad, nos hizo bien, no lo esperábamos. Lo tomamos como un colega al que le gusta lo que hacemos.
Ahora ha pasado el tiempo, así que seguimos adelante, haciendo nuestra música.

¿Cómo describirían un show de Indios?
Es un show de canciones. Es algo fuerte, no pasa desapercibido, lo damos todo en el escenario. Buscamos que el show englobe el concepto de la banda. Le ponemos mucho pecho y corazón a nuestros shows.

¿Hay mucha diferencia entre la escena rosarina y la porteña?
Sí. Buenos Aires es una ciudad más grande que Rosario así que hay más bares, más público y más bandas así que se amplifica. Buenos Aires siempre ha sido un lugar en el que las cosas se dan un poco más fáciles para las bandas.

Además se puede compartir con más grupos e intercambiar.

¿Y ya regresaron a Rosario, como una banda más grande?
Sí, lo hicimos. Aunque las escenas no se pueden comparar mucho.

Nuestros amigos que nos veían en Rosario cuando éramos una banda más chica nos dicen que ahora nos ven en la televisión o en la radio. Y ahora que fuimos hace poco, la verdad sí nos vio más gente y eso nos gustó mucho. Pudimos tocar en el Anfiteatro, un lugar en el que ha tocado Fito Páez y artistas ya consolidados.

¿Cuál fue ese momento en el que se dieron cuenta que tomaron la decisión correcta al radicarse en Buenos Aires?
Desde el principio. Era un sueño y cuando lo hicimos era lo que imaginábamos. El primer show lo dimos en La Cigale, un martes, un bar por San Telmo. Nos vieron 100 personas, la gente bailaba y cantaba. Así que fue maravilloso.

En el 2013 aun no tenían un disco, lo que se movía en los medios eran temas digitales en sus perfiles de Social Media o Streaming. ¿Hay mucha diferencia entre esos temas y lo que se grabó finalmente en el disco?
La verdad, poca. Fuimos a un estudio de grabación, intentamos re grabar y nos dimos cuenta que no tenía ningún sentido, lo lindo era eso, el sonido de una banda independiente que grabó sus temas en una casa en Rosario. El disco suena así y nos gusta mucho.

¿Cuáles son los planes para el siguiente disco?
Estamos en ese proceso de componer y empezar a grabar algunas cosas. Seguimos utilizando la mecánica del disco anterior. Armamos un estudio, ensayamos y lo grabamos.

Aunque no pasa mucho en el rock, hay artistas que trabajan en el single, pero no en el disco. ¿Lo pensaron como alguna forma de promocionar?
Creemos en las dos cosas. Hace poco sacamos un tema que está en internet, el tema se llama “Mi Oportunidad”. Y también le damos valor al disco, ahí hay un concepto.

Pero la tecnología también te deja sacar un tema aislado y eso está bueno.

¿Qué es lo mejor de estar en una escena under?
Creo que todo. Pensamos que así es más fácil estar en contacto con otras bandas y con el público mismo. Nos ponemos al día de lo que pasa con todas las bandas y así las podemos conocer y que nos conozcan.

Frank Zappa decía que no hay que dejar de ser under, a pesar de ser mainstream. Ese espíritu no hay que perderlo.

¿Qué le hace falta a Indios para ser mainstream?
Creo que lo mejor para darnos a conocer es hacer buena música. Si lo hacemos y lo logramos las cosas se dan, si no hay buena música, buenas canciones y buenos discos, las cosas no se van dar.

Confiamos en lo que hacemos y pensamos que tenemos algo diferente, lo disfrutamos y sabemos que las cosas se van dando.

¿Algo para agregar?
Queremos ir a Colombia, sabemos que hay una escena interesante y buenos festivales para dar a conocer nuestra música.

Julián López Cortés