Ludwig Göransson: El genio detrás de los récords



Otros artículosArtículos relacionados

Hablar de un gran disco siempre estará atado a los genios detrás del artista y es así como un sueco de 34 años conquistó al mundo.

No hay nada más difícil que contar una historia a través de un trabajo discográfico. Peor aún, contar una historia con una banda sonora. Trabajar para un hilo narrativo donde ya todo está escrito e intentar plasmar a través de sonido dicha historia es un reto, pero Ludwig Göransson, se obsesionó con Metallica en su juventud, eso lo llevó a trasladarse a Estados Unidos a estudiar y, tal vez sin pensarlo, convertirse el hombre de los récords en los últimos años a nivel mundial.

¿Cómo se crea un éxito?

Buscar a compañeros de fórmula será claves para lograr lo impensado. Así fue para el sueco, Conoció al director Ryan Coogler y al rapero Childish Gambino, tal vez ninguno parezca familiar.

Para Coogler compuso la banda sonora de «Creed» 1 y 2; pero sin duda alguna, su obra maestra fue «Black Panther», la película que rompió paradigmas y récords a nivel mundial y que llevó al sueco a la cúspide mundial. Con dicha película recibió un Premio Grammy por mejor banda sonora, además de un Premio Óscar en dicha categoría.

Sus bandas sonoras se pueden encontrar en todas las plataformas de streaming y sin lugar a dudas no hay necesidad de haber visto la película para entender la temática de esta, es increíble cómo transmite un mensaje claro a partir de sonidos de instrumentos y también sonidos ambiente.

Con Childish Gambino, alter ego del director, actor y guionista, produjo el sencillo más importante del rapero, «This is America», con el cual se llevó dos premios Grammy Mejor grabación del año y Mejor canción.

Dicha canción es simplemente una obra maestra, combina sonidos del soul, percusiones africanas y estilo único para una canción de Rap, marcando diferentes secciones rítmicas; escucharla es toda una experiencia.

Ludwig Göransson quedará en la historia al ser ganador de mejor banda sonora y grabación del año con dos productos de géneros completamente distintos. Los éxitos no solo dependen del artista sino que dependen del equipo que está detrás del material; ellos son los verdaderos genios.

Diego Alejandro Pardo