Rick Rubin, ¿Qué no puede producir?

Rick Rubin

Otros artículosArtículos relacionados

Escuchar un álbum completo es sin lugar a dudas una de las mejores sensaciones que puede tener cualquier amante de la música.

Pero entender el trabajo que existe detrás del producto es algo aún mucho mejor; es por eso que, mientras escuchaba el nuevo disco de The Strokes “The New Abnormal” me di cuenta de que detrás de este, estaba uno de los mejores productores de la historia.

Su nombre de pila es Frederick Jay Rubin, mejor conocido como Rick Rubin. Nació en 1963 en Long Island, New York. El fanatismo por pioneros del punk como The Ramones, a los cuales veía seguido en su ciudad, además de un increíble interés por el Hip Hop, lo llevaron a soñar con ser productor.

Después de un importante éxito con sus primeras producciones, decidió crear la discográfica Def Jam Records en 1984. Russell Simmons, en su momento una joven estrella de Hip Hop, decidió unirse a al nuevo sello con la idea de buscar nuevos talentos.

En su primer año, el sello logró su primer gran éxito junto a LL Cool J con la canción “I Need a Beat”. Por eso, Columbia se interesó en los jóvenes productores y cazatalentos, por lo que decidieron firmarlos para trabajar juntos. Esto llevó a Rubin a trabajar con Run DMC y Beastie Boys, tal vez, los artistas más importantes del momento.

Rubin dejó su propio sello en el año 1988, debido a que no estaba de acuerdo con la forma cómo se estaba manejando la relación con Columbia. Así creó un nuevo sello de forma independiente; en 1991 produjo uno de los discos más exitosos de los Red Hot Chili Peppers “Blood Sugar Sex Magic”, el quinto álbum de estudio de la banda. Dicho disco llevó a «los Peppers» al éxito internacional y aún hoy en día es el segundo trabajo más vendido de la banda; para muchos es un disco que jamás la banda californiana podrá igualar.

Es un claro ejemplo de que el trabajo de Rubin es diferente. Con ese nuevo sello independiente “Def”, también trabajó con Johnny Cash en sus «American Recordings». Él fue quien convenció a Cash de apostarle de nuevo a su música y sacarla adelante, nada más y nada menos.

Es una lista enorme de artistas que han trabajado con él, de todos los géneros, de todas las edades. Para muchos es el productor más influyente de los últimos años. Por dicha lista pasan artistas como Metallica, Eminem, Adele, Kanye West, Black Sabbath, Tom Petty y muchos más. Sin lugar a dudas es una carrera completamente prolífica en el mundo de la música. Todas sus producciones son éxitos y eso llama mucho la atención.

Ocho premios Grammy, una miniserie documental llamada “SHANGRI-LA” producida por un ganador del Oscar como Morgan Neville, quien quiso plasmar la energía creativa de Rubin; premio Legendary Genius de Spotify e infinidad de más cosas.

Por eso recomiendo un TOP FIVE de sus grandes trabajos, donde claramente se ve una gran prolijidad en cualquier género musical:

● Raising Hell – Run-D.M.C, año 1986
● Big Gun – AC/DC. año 1993
● Renegades – Rage Against the Machine, año 2000
● Yeezus – Kanye West, año 2013
● The Marshall Mathers LP 2 – Eminem, año 2013

Diego Alejandro Pardo