“The Pale Emperor” de Marilyn Manson: Blues en su concepción más oscura

by / julio 27, 2015 Reseñas No Comments


Otros artículosArtículos relacionados

El 15 de enero el “Reverendo” Manson publicó su noveno disco, inspirado en Heliogábalo el emperador romano de origen sirio que llevó los excesos propios del imperio aun nivel superior.

Las letras de Manson -Brian Hugh Warner-, siempre han generado polémica al igual que sus videos. Punto que el “Reverendo” entendió como uno de sus pilares del éxito. La polémica siempre va a llamar la atención.

Bien lo dijo Dee Snider (Twisted Sister) en el documental “Behind The Music” de la cadena VH1. “Lo mejor que nos pasó fue tener el sitcker de “Parental Advisory – Explicit Lyrics” en las portadas de los discos. Se empezaron a vender aún más”.

Pues bien, desde el inicio de su carrera en 1994 con la publicación de “Portrait of an American Family”, Marilyn Manson la apuntó a las letras provocativas, irreverentes y desafiantes. Algo que hasta el momento no ha cambiado.

Marilyn Manson en vivo. Buenos Aires 2012 (Julián López Cortés)

Marilyn Manson en vivo. Buenos Aires 2012 (Julián López Cortés)

Por eso no me centraré en las letras, me centraré en la música, donde encuentro el nuevo disco de Manson valioso, novedoso y potente.

Los sonidos de metal e industrial que predominaron en sus discos anteriores están muy matizados en esta nueva placa. Fue una apuesta interesante iniciar el disco con “Killing Strangers”, un tema bluesero al 100% que anticipa cómo estará integrado el nuevo disco. No es propiamente un blues puro, no me malinterpreten, pero la estructura musical, las guitarras y la cadencia en la batería es propia del blues.

Y así sucede con “Third Day Of a Seven Day Binge”, “The Mephistopheles of Los Angeles” y “Birds Of Hell Awaiting”.

Sin embargo, la joya de la corona está en los últimos dos temas “Day 3” y “Fated, Faithfull, Fatal”, en los que el ingrediente central está en las guitarras acústicas. Por su puesto, son temas de la edición especial.

El sonido Groove e industrial se mantiene en algunos temas, pero no se extraña, así que este no es uno de esos discos en los que uno diría “abandonó”, “dejó atrás” o “cambió totalmente”, no.

Con 46 años, Warner presenta un disco interesante, con mucho kilometraje por delante.

No se trata de un álbum de un fuerte impacto con su lanzamiento y de corto aliento. “The Pale Emperor” tiene muchos de los ingredientes que podrían llevarlo a ser reseñado dentro de los mejores discos del año.

Julián López Cortes
Calificación Mtres.co 4.0