Tiago Convers luce predestinado a ser una estrella de rock

by / junio 30, 2015 Entrevistas No Comments


Otros artículosArtículos relacionados

Su decisión de inscribirse en la carrera de música a escondidas de sus padres fue el inicio de un viaje que tiene a este miembro de la banda Dominic viviendo su gran pasión: el arte sonoro.

Desde niño tuvo un interés inusual por escuchar todo cuando se trataba de rock. Algunos de sus tíos estaban locos por la música y no era inusual que gente cercana a su casa interpretara algún instrumento en público. Para cerrar el círculo sus padres  cultivaron el buen gusto por la música y debido a ello en casa hubo siempre a la mano música para escuchar y aprender.  Luego llegó el tiempo de iniciarse en la guitarra y todo tuvo sentido.

Tiago atendió a MTres justo al bajar del avión que lo trajo con su banda de pisar la alfombra roja de los MTV Milenial Awards. Esto nos contó:

MTres.co- Siempre hay unos detonantes que inician el viaje. Lo primero que recuerda cuando digo la palabra Rock.

TC-  “Lo tengo claro. La primera canción con la cual me conecté fue “Living on a Prayer” de Jon Von Jovi. Estaba en un compilado de lo mejor de los 80s de mis padres. No era melómano. No sabía inglés. Pero fue el inicio. Luego escuché “It´s My Life” del mismo artista y entendí que tenía que aprender a tocar guitarra.

Recuerdo el primer VC que me gustó: “Pretty Fly (for a White Guy)” de Offspring y empecé a comprar CDs.  Con esto siempre recuerdo a mi primo Fabio Andrés Aguilera (tan similar). Uyy también los videos de los Foo Fighters tan divertidos.  Cómo mamaban gallo.  Eso me atrapó.

Pero supe que el rock era algo muy fuerte cuando finalmente toqué mi primer riff. El de “Sweet Child O´Mine” de Guns and Roses. Dije yo sé que apesto pero lo puedo tocar y la verdad me encantó sentir eso”

En español fue una canción de Miguel Mateos: “Mi Sombra en la Pared”

Mtres.co- Por eso empezó a estudiar música a pesar de lo que había decidido junto a sus padres. Esa es una buena historia.

TC-  “Sí. (Risas) Bueno. Empecé a estudiar música muy tarde. Cuando iba camino a matricularme en publicidad en una universidad me bajé en otra antes. Y me inscribí en mi pasión. En música.  Luego de camino a casa me fui pensando cómo contarle a mis padres. Esa fue una discusión difícil. Pero yo soy enredador.  Ustedes saben. En cada familia hay un gran músico. Yo respeto a mi tío Vicente (quien es una biblia en música popular) y mi tía Leonor (quien fue decana de una facultad de artes, música incluida claro). Así que yo tengo la vena.  Ya saben. Y bueno hice seis semestres y luego me fui porque me di cuenta que la educación de la Javeriana (universidad en Bogotá) era muy tradicional. Entonces busqué nuevos rumbos”

MTres.co- Así que hizo Tropipop un rato y luego se fue para Argentina.

TC- “Así es. En mis inicios toqué Tropipop con algunos amigos que hice en fiestas. Nunca nuestra generación tuvo nada tan nuestro. Luego la satanizaron pero llevo con orgullo esos momentos de mi vida.

Entonces me fui a la ciudad rockera de América Latina por excelencia. El D.F. está ahí cerquita en ello.  Pero elegí el legado de Mateos, Calamaro, Soda Stereo. Ahora sé que decidí bien para lo que soñaba. Estudié música, un arte, no solamente de manera académica. También viví el contexto social y cultural de estos primeros héroes.

Incluso cuando llegué tomé un taxi en el aeropuerto y el conductor escuchaba AC-DC y yo le dije súbale el volumen. Fue un buen augurio.

Fue increíble vivir y estudiar allí. Tuve una formación musical más contemporánea. Realmente eso estaba diseñado exactamente para mí. Además conocí gente clave”

MTres.co- Y tuvo la suerte de los predestinados. Usted trabajó en el estudio de Gustavo Cerati.

TC-  “Increíble. Mi práctica fue en Unísono Records. En el estudio de Cerati.  Todavía no lo puedo creer. Lo podías ver trabajando muy duro. Jornadas larguísimas.

Él era maravilloso. Una mente brillante. Con conflictos como todos pero un gran ser humano.

La gente de la banda The Mills me presentó al ingeniero de planta. Ese fue el contacto. Era un estudio personal. No comercialmente activo. Fue una experiencia importante. Verlo trabajar solo o con sus amigos fue un privilegio.

Al final me tuve que ir porque el sueldo no era muy decente y como no me alcanzaba para vivir no pude seguir”

MTres.co- Pero aparecieron los amigos para montar una banda. Entonces «Elvis se comió a la nena». Esta parte me encanta también.

TC- “(Risas) Resulta que andábamos buscando nombre para la banda y el cantante nos contó que su abuelo en USA les narró la historia de cómo un Día Elvis Presley vino al pueblo y se comió su novia. Así que le pusimos a ese grupo “Elvis Ate My Baby”.

La cosa es que tuvo problemas de marketing serios. En Argentina no  creen en los latinos que cantan en inglés. Entonces empezamos a pensar que tal vez el nombre de la “dama” con la cual Elvis se acostó. Al final le pusimos Dominic (no es el nombre de la infiel chica sino el de una francesa, pero esa es otra historia)

De todos modos las cosas no estaban fáciles a pesar de que grabamos nuestro primer VC en vivo en un concierto de la canción “Away” en un lugar llamado “Groove”. Aparecieron 1.500 personas. Fue bello. Pero la cosa es que allí en general los artistas principiantes pagan por tocar y siempre prefieren a los de su país. Son muy nacionalistas. No era fácil.

Pero hicimos nuestro primer E.P. Fue mi proyecto de grado.  Era prohibido hacerlo de una banda que tuviéramos. Así que mantuvimos la cosa en secreto. Por eso yo la produje. Gracias a ello me convertí en productor.  Todo tiene sus lados buenos también”

MTres.co- Es verdad. Antes de volver a Colombia, de decir “Adiós a Buenos Aires”,  usted tuvo una experiencia trascendental.

TC- “Pude ir a AC-DC. Lo más grande que he visto. El mejor concierto de mi vida. Mejor que el de los Foo Fighters. En el DVD soy un pixel y medio (Risas)

La cosa es que fue claro que debíamos regresar a Colombia. Y nos dijimos no podemos descubrir un día que llevamos 25 años tocando sin haber grabado un álbum.  Así que lo primero que hicimos al llegar fue  elegir cuatro de las cinco canciones del E.P. y usar recursos profesionales para grabar todo de nuevo.

Como los poetas o escritores que escriben sus ideas yo tengo por costumbre grabarlas. Algunos de estos bocetos se convirtieron en canciones en el estudio. Así de una idea mía salió “Adiós a Buenos Aires”.  El texto salió de una conversación en medio de cervezas con nuestro co-productor. Al contarle algunas cosas que nos habían pasado en Buenos Aires, Cid Branko, nos sugirió que habláramos de ello. Y eso hicimos. Un homenaje a la ciudad pero no decimos su nombre en la lírica ni una vez. Y funcionó”

MTres.co- Funcionó porque ustedes tienen una imagen sólida.

TC- “Jaime Dávila nuestro primer manager fue quien primero creyó en nosotros y le apostó.  Él consolido la imagen de la banda.  En los VC usted puede ver ello.

Y luego apareció Cleiver Espitia, nuestro manager hoy. Él consiguió que sonáramos en Radioactiva y fuimos número uno durante un mes. Luego Fernando Rojas logró poner nuestro VC en MTV, HTV, VH1, K-Music, Canal 13 y demás. Fuen un boom increíble con la única canción que teníamos masterizada en el momento porque habíamos decidido hacerlo canción a canción”

MTres.co- Entonces luego de muchos conciertos y eventos públicos ustedes lanzaron “Bajos Instintos” y de nuevo todo se puso en un movimiento loco y ascendente.

TC-  “El segundo sencillo lo acabamos de lanzar y el VC se volvió viral en México. Y con esa canción las redes sociales explotaron. Hoy la cosa pasa por allí. Es difícil ser sin ellas. Hay que capacitarse en marketing digital. Es sorprendente cómo nos siguen en otros países gracias a ellas. México es el segundo país en seguidores nuestros según las redes.

Todo empezó a suceder bien con la canción y el VC. Así que recibimos una nominación a los MTV Milenial Awards y viajamos a México.

Argentina fue un lugar para aprender un montón de cosas sobre música pero México sin duda es la base para que todo despegue. Es un país poderoso y sorprendente. Ahora estamos estudiando su legado musical con mucha atención. Tenemos mucho respeto.

Con la nominación fuimos y nos encontramos con la prensa. Allí todo se hace en grande. Nos encantó como nos trataron los medios. Y los fans… son increíbles y comprometidos.

Tocamos en el lugar que vio nacer a Molotov. En el Bulldog Café. Ahí entendimos que el público es exigente, conocedor, duro y difícil. Cuando nos bajamos de la tarima nos dijeron: ustedes pasaron una de las más exigentes pruebas. Felicitaciones.

Ya queremos volver a México. Un lugar excitante y serio”

Mtres.co- Y acá vamos con la historia y una agenda apretada. ¿Qué viene?

TC- “Está la gira por México a finales de año claro. Visitaremos el D.F, Guadalajara y Monterrey. Viene el lanzamiento de del CD en Colombia y vamos a prensar algunas copias para los fans.

Allí también saldremos de gira. Vamos a ir a muchos sitios. Medellín, Cali, Ibagué, Bucaramanga, Tunja, Bogotá y otras.

Estamos trabajando en nuevas canciones. Eso no para”

MTres.co-  Queda invitar a disfrutar las canciones de ”Gemini”.

TC- “Es verdad. Se llama “Gemini” porque tiene dos caras. La de nuestra música en Argentina cuando éramos más rock anglo, más Coldplay o Killers y la de estas canciones hechas en Colombia, mucho más irreverentes y estridentes.

Besos y saludos a los lectores de MTres.co y a nuestros fans”

Y así terminó esta charla con Tiago Convers. Muchos jugos de fresa de por medio. Y me quedé pensando al mirar las notas que Tiago Convers luce predestinado a ser una gran estrella de rock.

Mauricio Tamayo Tamayo
@Mautulin